Poema a Pepi Sánchez
"Redentora de piedras" La piedra era tan sólo bulto de muerte a la que el agua de arroyo pretendía sacar de sus silencios minerales, hasta que Pepi Sánchez la pobló de arcángeles y niños asombrados, de reinas que sus reinos tienen en los dorados continentes de sus ojos. Lentos soñaban los pinceles con los que Pepi Sánchez domesticab...
"Redentora de piedras" La piedra era tan sólo bulto de muerte a la que el agua de arroyo pretendía sacar de sus silencios minerales, hasta que Pepi Sánchez la pobló de arcángeles y niños asombrados, de reinas que sus reinos tienen en los dorados continentes de sus ojos. Lentos soñaban los pinceles con los que Pepi Sánchez domesticaba piedras con sus sueños, y sé de los arroyos que le escriben a Pepi en el verano para que vaya a ellos a salvarlos de su congoja gris de piedras que quisieran atreverse al ensueño y a poder viajar hasta Sevilla, junto a los lienzos en que Pepi Sánchez inventa maquinarias donde se exprimen miles de lindas pesadillas que nada más conocen los muy recién nacidos. Si yo llegara a ser el gran emperador más poderoso del futuro, me quedaría con todos los cantos rodados de este mundo, para que Pepi, con Manolo, tuviera que venir a pintarlos en el palacio azul que yo levantaría, a cosa hecha, por las afueras de Carmona, claro está. " José María Requena
Más

Poema a Pepi Sánchez No hay productos en esta categoría.